Archivo para marzo, 2013

El Hobbit…, y mis odiosas comparaciones.

Antes que todo quiero que me entiendan perfectamente el sentido de esta crítica, que lejos de tener un afán de ensuciar el trabajo de Peter Jackson plasmado en su nueva entrega acerca de las aventuras en la Tierra Media, con éstas palabras, sólo quiero hacer notar algunos puntos que a mi juicio (es sólo mi percepción y la expongo con la única intensión de tener un sano debate) empañaron el concepto visual del primer capítulo de la historia de Bilbo Bolson (Baggins en gringolandia) y su odisea fuera de la comarca.

Primero, a modo de paréntesis, me referiré a la escena introductoria y la forzada inserción de Frodo en este cuento.

Al inicio de la película, un poco después del cuento del reino enano y su malévolo dragón, se nos muestra a Bilbo, ya vejete, escribiendo en una especie de diario personal, en el cual claramente las palabras escritas en aquel anal, van dirigidas a Frodo, casi como intuyendo a lo que su sobrino se tendría que enfrentar en el futuro, para mí percepción un momento solemne, lleno de nostalgia, lleno de experiencia de vida que se ve interrumpido por la aparición del mismo Frodo, paseándose de una habitación a otra, saliendo y entrando de la casa, cortando así el aire mágico del momento.

Si tomamos en cuenta que Frodo no tiene ni pitos que tocar en esta historia, debo decir que para mí, esta situación se vio como una escena forzada, fabricada para incluir al personaje y así hacer algún tipo de nexo con la trilogía anterior, cosa que personalmente encontré innecesario ya que Bilbo por si sólo cumplía perfectamente con ese objetivo.

Frodo definitivamente no debió aparecer…

Destruye completamente el sentido introductorio al cuento que se nos presenta posteriormente.

Es decir, toda esta escena no tiene nada que ver con el resto de la película, de hecho se podría haber incluido en el final de la última parte de la saga y habría tenido mucho más sentido, además, con este fallido prólogo se nos presenta la historia como algo que se nos está contando y no como algo que ocurre en el momento, pierde un poco el misterio y el temor de lo que pueda pasar con los personajes.

Fin del paréntesis… 🙂

Ahora a lo que nos convoca esta entrada…

Al hablar del concepto visual me refiero a como se ve la historia en la pantalla, y mis comentarios van dirigidos a como se utilizaron algunos recursos para cambiar en algo la temporaneidad de la película que OBVIAMENTE es anterior a la trilogía de “El Señor de los Anillos”.

Un recurso que hizo que sintiera que perdía realidad la cinta, fue esa manipulación innecesaria del aspecto fìsico para hacer ver un poco más joven a todos los actores, si lo hicieron con maquillaje o digitalmente me da igual, creo que eso insulta a la capacidad del espectador de abstraerse un poco de lo visual evidente para ajustar en nuestras propias cabezas la contemporaneidad de los personajes.

Digo esto, porque es obvio que han pasados varios años entre la primera trilogía y esta nueva saga que comienza… y aquí mi pregunta… ¿Qué importa si Ian McKellen (Gandalf) tiene unas arrugas de mas, que importa si Elija Wood (Frodo) tiene el cuello más grueso y largo o que diantres importa si Iam Holm (el viejo Bilbo) presenta la papada más caída?, son cosas que como espectador uno puede dejar pasar ya que es la naturaleza humana el envejecer y eso se perdona perfectamente. Lo que importa es el concepto del personaje, no si tiene más o menos arrugas.

Este error lo cometieron, en mayor o menor grado, con todos los personajes ya conocidos de la saga anterior, desde Saruman hasta Gollum, (¿¿¿Santo cielo…¡¡¡, que rayos le hicieron a Gollum????)

Ahora para que se entienda de lo que hablo, les dejo algunas imágenes de los personajes conocidos, haciendo la comparación entre la saga anterior y su aparición en El Hobbit.

Gollum

Gollum ok

Si bien es cierto la textura de la piel está mucho mejor lograda, impecable; las modificaciones al rostro no le hicieron muy bien al personaje, un mentón más plano, casi no tiene pera, los pómulos más prominentes y esos ojos casi desorbitados, GIGANTES BRO…¡¡¡, mucho más que en su primera versión, hacen que parezca que es otro ente interpretando el papel de Gollum; en las fotos no es tan evidente, pero en la cinta parece otra persona.

Gandalf

Gandalf OK

El único cambio significativo es el color del pelo, el cual es mucho más grisaseo, claro, con 60 años menos, es obvio que tenga menos canas, pero el problema es que desentona un poco con la cara del personaje ya que visualmente se le nota más la edad, fíjense en sus ojos, están mucho más caídos que en la trilogía anterior. Si le hubieran dejado el pelo igual de blanquecino, nadie habría notado la diferencia.

Frodo

Frodo OK

Básicamente intentaron con el pelo, que es más contundente, disimular un poco el rostro más duro que presenta ahora Elija Wood, el asunto es que en las escenas en las que aparece Frodo corresponden a las horas previas a la fiesta transcurrida en “La Comunidad del Anillo” o sea en la primera película.

A Frodo le creció el pelo de repente… 🙂

Bilbo Bolson

Bilbo ok

Lifting Digital???… se ve extraño, tiene la piel mucho más suelta pero extrañamente con menos arrugas… mmmmm… totalmente raro poh…¡¡¡

Elrond

Elrond OK

Un Elfo es inmortal… la edad no importa, no envejecen, gracias a los dioses del Olimpo, y para beneficio de la producción, Hugo Weaving tampoco jajajajajaja…

El único detalle notorio es la coronilla de la cabeza que ahora es mucho más masculina e intimidante.

Galadriel

Galadriel OK

Nada que decir, sólo la presento porque es como el vino, mientras más pasa el tiempo, más rica se pone… jajajajaja… salud..¡¡¡ 🙂

Por último, el tono visual de El Hobbit ¿no les parece que está suavizado?, acaso ¿¿¿no le ven un toquecillo a personajes de Disney???

Comparemos…

Orcos 

Orco OKLa diferencia es evidente, mientras que en LOTR los orcos son grotescos, horripilantes y mal olientes (obvio que no se huelen en la pantalla pero dan verdaderamente esa impresión), ahora en El Hobbit tenemos Orcos con buena pinta, lampiños, albinos y dan la impresión de que hasta se perfuman.

Orcos 2 OK

Estos Orcos son los que hecho de menos, de estos orcos no hay en El Hobbit, la imagen de estos seres fue totalmente suavizada.  😦

Los Wargs

Wargs OK

¿¿¿Por qué demonios tuvieron que cambiar a las terroríficas Hienas con esteroides de la primera trilogía por Perros rabiosos???

Lobos OK

O sea… es cierto, las comparaciones son odiosas, pero las hienas fueron cambiadas por los perros de Crepúsculo con los dientes más largos poh…¡¡¡ No asustan a nadie…

Ogros

Ogros OK

Una linda reunión en una fogata caliente al más puro estilo Disney… que quieren que les diga… estos ogros quedan bien para Harry Potter… no para la Tierra Media.

El mayor acierto de El Hobbit…

Bilbo Smoke OK

El parecido es abismante entre Iam Holm (Bilbo viejito) y Martin Freeman (Bilbo joven), una elección de casting que se merece un premio, Freeman logra interpretar a la perfección el papel que se le encomendó.

Concluyendo…

Creo que El Hobbit es una buena película, introductoria por lo demás para algo más espectacular (eso espero) ya que el “leitmotiv” consistente en el viaje de Bilbo para ayudar a los enanos a recuperar su reinado, es nada comparado a lo que tuvieron que vivir Frodo y la Comunidad del Anillo en su viaje para salvar a la Tierra Media de las garras de Sauron.

Obviando todo lo expuesto anteriormente puedo decir que esta cinta está muy bien contada, con una fotografía impresionante que realmente nos transporta a ese mundo maravilloso que Gandalf y Cia. se esmeraron por proteger.

Entre las sumas y las restas, El Hobbit promete y mucho, aunque aún carece de la espectacularidad de la anterior trilogía, se perfila como una maravillosa saga, como debe ser.

HOBBIT

Que piensan ustedes?????