Yoda, la Fuerza encarnada

Partiendo con este capítulo de extraterrestres geniales, tenía que comenzar con este ser concebido en el cerebro de un grande… George Lucas (aunque igual estoy un poco decepcionado con él por lo que hizo con la franquicia… pero eso ya lo saben ¿verdad?).

Es el primero que llamó realmente mi atención y al que le tengo un especial cariño.

Midiendo sólo 66 centímetros, Yoda fue el Gran Maestro de la Orden Jedi y uno de los miembros más importantes del Alto Consejo Jedi en los últimos días de la República Galáctica.

Poseía habilidades excepcionales en el combate con sable de luz. Yoda era un maestro en todas las formas del combate con sable de luz y era considerado por muchos como un Maestro de Espadas. Durante su vida entrenó a casi todos los Jedis de la galaxia.

Yoda no siempre supo que era sensible a la Fuerza, de hecho salió de su planeta natal con un amigo suyo; en ambos la Fuerza era pujante pero ninguno lo sabía.

La nave en que viajaban ambos sufrió un accidente y cayó en un planeta desconocido donde se encontraba el maestro Jedi N’Kata. No se sabe el tiempo que los entrenó, pero después de esto ambos fueron Jedi.

Se sabe que desde muy joven poseía un talento innato para ver el futuro y gracias a la Fuerza y su entrenamiento Jedi fomentó hasta perfeccionarlo por completo.

El Consejo Jedi solía solicitar sus habilidades cuando querían conocer las distintas vertientes que deparaban sus decisiones en el futuro, lo que pronto convirtió al joven Caballero en miembro por derecho propio del Consejo Jedi alcanzando el rango de Maestro a los 100 años de edad.

El entrenamiento de jóvenes Caballeros Jedi fue siempre una constante dentro de la vida cotidiana del Maestro Yoda, entrenamientos que llevó a cabo durante más de 800 años. Sus aprendices siempre hablaban de él como un tirano por su dureza y poca flexibilidad, pero con el tiempo aceptaban de buena gana las correcciones de Yoda e incluso llegaban a ver su modelo de entrenamiento como uno de los mejores, además de ser de los pocos Maestros Jedi con un gran sentido del humor y aficionado a las bromas.

El entrenamiento lo compatibilizaba con su labor de diplomático para la República que le llevó a mediar en muchos conflictos y entablar amistades con algunos de los gobernantes de algunos sistemas estelares.

Tras finalizar el aprendizaje de su último padawan, el Caballero Jedi Dooku que más tarde engrosaría las filas de los Lords Sith, Yoda decide dedicarse al entrenamiento básico de los niños más jóvenes del Templo. Yoda se encargaba del entrenamiento de los clanes enseñándoles técnicas de la Fuerza y de defensa personal básicas, entre ellas el combate con sable de luz.

Antes de la Amenaza Fantasma

Fue en esta etapa de la vida de Yoda cuando se encargó del entrenamiento de un joven niño que sería fundamental para la historia de la galaxia, Obi-Wan Kenobi.

Pese a los continuos rechazos de los maestros que se negaban a aceptar a Obi-Wan como padawan, Yoda tenía al muchacho en gran estima tal vez conociendo la importancia que podría tener en el futuro e intentó convencer a Qui-Gon Jinn de que aceptase al muchacho como su aprendiz. Sin embargo, Qui Gon no tuvo en cuenta las sabias palabras de Yoda y con el recuerdo aún vivo de su fracaso con su antiguo padawan Xanatos se negó a entrenar a Obi-Wan, aunque el destino acabaría convirtiéndolos en lo que todos ya conocemos.

También en esta época se produce el regreso de su antigua amiga y miembro de su misma raza Yaddle tras más de 200 años desaparecida. Se produce un duro enfrentamiento entre Yoda y los otros miembros del Consejo al abordar el caso de que si Yaddle debería ser o no aceptada como Maestra Jedi.

Yoda consideraba que Yaddle no estaba preparada para ser una de sus pares porque su entrenamiento con la Fuerza era autodidacta; por lo tanto no era perfecto y se negó a que se convirtiese en maestra por su estricta visión del Código Jedi. Sin embargo, Yoda finalmente y como en otras muchas ocasiones, aceptó la decisión positiva del Consejo con una lapidaria frase: “El Consejo tiene muchas voces y yo sólo soy una”, muestra clara de su humildad y su capacidad de aceptar las opiniones de los demás pese a ser el miembro más respetado de la Orden.

De su personalidad

Yoda era un Jedi en toda regla, leal a los códigos de la Orden y con una sabiduría a toda prueba en los caminos del lado luminoso de la Fuerza.

Pese a ser el Jedi más poderoso de su época, nunca se vio en él ni un atisbo de soberbia, tan común entre los Jedi. Era bueno y amable con todo el mundo; cuando el ambiente lo requería, podía intentar disipar la tensión de los demás con comentarios ingeniosos y agradables. No obstante, no olvidaba nunca su responsabilidad como Gran Maestro de la Orden Jedi. Era tenaz en sus tareas, tanto las diplomáticas como las que requerían del uso de la acción táctica.

Era un Jedi muy paciente y reflexivo, nunca actuaba por impulso, siempre meditaba todas y cada una de las posibilidades que la situación le ofrecía. En parte eso era debido a su talento para la premonición y a su longeva experiencia. Era extremadamente inteligente y parecía imposible engañarlo o distraerlo, era plenamente consciente de todo su entorno, percibiendo los acontecimientos en forma de sensaciones mediante su comunión con la Fuerza, aunque los acontecimientos oscuros de la Galaxia durante las Guerras Clon le impidieron ver la expansión del Lado Oscuro.

No obstante, es sin duda alguna el Jedi más sabio de toda la historia de la galaxia y probablemente el más poderoso.

 

Sus Poderes y habilidades

Yoda era el supremo maestro de la Forma IV la aprendió a su máximo grado, además de poder usar todas las demás formas de esgrima con la Forma IV (Atari) desplegaba asombrosa agilidad y fuerza, y así sobrepasaba las limitaciones de su avanzada edad y su limitada altura. Saltando y girando en el aire destruía las defensas de sus oponentes.

Poseía un inmenso conocimiento de la Fuerza. Podía entrar a la mente de diversos individuos y engañarlos. También podía controlarlos. Telequineticamente podía mover objetos enormes. Y usaba el empuje de la Fuerza y la ola de la Fuerza a un grado desconocido. Era capaz de subir la moral de miles de compañeros y a la vez devastar al enemigo usando la antigua técnica conocida como meditación de batalla. Dada su reputación de guerrero su pura presencia era suficiente para levantar la moral de la República.

Podía disipar y devolver los rayos de la Fuerza con sus manos, prever eventos con gran claridad y sentir la muerte de individuos e identificarlos a cada uno.

Debido a su entrenamiento con Qui-Gon Jinn, Yoda tenía el poder de retener su identidad después de volverse uno con la Fuerza. Estas habilidades en particular demuestran un conocimiento de la Fuerza mucho mayor a la mayoría de los que poseían Maestros Jedi y Sith de su época.

El Maestro Yoda como símbolo

Representa el símbolo de la esperanza y la bondad en la galaxia por ser uno de los Jedi que más años sirvió al servicio de la paz y el bien en todo el universo. Se le considera uno de los Jedi más poderosos de todos los tiempos y es sin lugar a duda el Jedi más sabio y con mejor conocimiento en los caminos de la Fuerza que jamás haya existido.

Mi experiencia

Espero que les sirva esta breve biografía de Yoda para conocerlo un poco más, para saber acerca de este ser que aparentemente se ve débil y poca cosa, pero que encierra una fuerza increíble y descomunal capaz de vencer cualquier obstáculo… “¿acaso por mi tamaño me juzgas?”… “poderosa aliada la Fuerza es”… “intentar, no… hazlo¡¡¡¡”…

Este personaje me inspiró mucho durante mi niñez, me enseñó a no darme por vencido jamás, independiente de lo infranquiable de los obstáculos o grande de los problemas y por eso estoy agradecido de él. También fue mi Maestro Jedi.

Fuente: Wikipedia – starwars.com – SkyOsorio’s Knowlidge 🙂

Anuncios

4 comentarios

  1. snif, su columna encantarme master, emociones provocarme, asi como de aplaudir ganas me dieron…yo felicitar su labor, que sobresaliente ser.
    XDD
    excelente!
    salu2

    10 mayo 2010 en 14:21

    • Gracias por sus palabras Maestro LoboYODApata, 🙂 me alegra que se emocionara, a mi también me conmueve este amiguito verde. 😄

      10 mayo 2010 en 15:08

  2. Kevin

    esta bien ablar como Yoda , pero no como Cabernicola (Y) , o no Lobocinepata?
    xD

    22 octubre 2011 en 12:05

  3. Muy bueno este post. Recién he empezado mi blog (hoy). Pero de donde sacaste un diseño tan bueno?
    Que la fuerza te acompañe!

    12 septiembre 2012 en 9:44

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s