Terremoto en Chile

3:35 am, mi señora me despierta y me dice que está temblando fuerte, me levanto y me dirijo a la pieza de los niños (tengo 4 hijos) para ver como están, mi esposa me sigue de cerca, la dejo con los niños en la pieza y me enfilo a abrir la puerta de calle, el movimiento ya tiene su mayor intensidad, mientras camino siento como caen las cosas al suelo y obstaculizan mi avanzar, logro llegar al pórtico y lo abro, me devuelvo a donde se encuentra mi familia. El movimiento no cesa, es sufridamente largo, todo está oscuro, el ruido es ensordecedor, se escucha en la calle a personas llorando e implorando a Dios que se apiade de ellos, paulatinamente comienza a amainar el movimiento hasta detenerse por completo, “Diantres¡¡¡, ¿dónde está la linterna?”, nunca están las cosas donde uno las deja, “en la cocina hay velas” dijo mi esposa, las encuentro y las enciendo, una en cada mano, ni loco las dejo en la mesa o el velador, cualquier movimiento caen y provocan un incendio… Mi familia está bien, los niños tranquilos y la casa soportó estoica los embates de las ondas terrestres, mis vecinos están bien y en general la población completa se encuentra bien….

Después de calmarnos un rato y ver que todo estaba tranquilo nos fuimos todos a dormir pensando en que no había sido tanto.

Al día siguiente, temprano en la mañana nos pusimos a ver las noticias y nos dimos cuenta de la real magnitud de este terremoto que afecto a la VII y VIII Regiónes con la mayor fuerza, fue 8.8º en la escala de Richter, un mega-terremoto que en la zona donde vivimos, la V,  golpeó con intensidad 7.9, fueron para algunos compatriotas casi tres minutos de espanto, caos y destrucción, nuestro chilito se nos vino abajo, edificios completos en el suelo,…

…carreteras cortadas, con sus pavimentos abiertos, con grietas que alcanzaban los 600 metros de largo que en algunos puntos llegaban a los 4 metros de profundidad, con puentes en el suelo, sin comunicación, sin luz ni agua potable, al Sur prácticamente nada quedó en pie…

…y como si el movimiento telúrico fuera un aperitivo, muchas zonas costeras fueron azoladas por violentos tsunamis que se adentraron entre 300 y 400 metros hacia el interior, lanchas y botes en la plaza central de Talcahuano, poblados completos desaparecidos en Juan Fernández, establecimientos turísticos perdidos en las aguas marinas, es lo más cercano a la película 2012 que nos ha tocado vivir.

La gente perdió todo, está durmiendo a la intemperie, con bebes que necesitan leche, agua o un simple pedazo de pan.

De verdad es una postal dantesca, la naturaleza nos pegó y nos pegó duro… la población sufre y está aflorando la desesperación, que provoca que la gente cometa actos vergonzosos y desquiciados, fuera de toda normalidad.

Las autoridades hacen todo lo posible, por atender las necesidades, pero el daño es tal que toda conexión está interrumpida y los traslados de la ayuda se han convertido en algunos casos verdaderas y peligrosas travesías.

Nos pegaron y nos revolcaron en el suelo este terremoto y tsunami, lo esperábamos, es cierto, sabíamos que vendría, pero pensamos que nunca nos tocaría a nosotros o simplemente no quisimos asumirlo…

Ahora sólo queda luchar para salir adelante, luchar para levantar este caído y maltratado chilito, luchar para que esta patria nuevamente pueda levantar la frente y decir “Puro Chile es tu cielo azulado”… “y ese mar que tranquilo te baña”…  FUERZA CHILE, FUERZA GENTE; nuestro pueblo es aguerrido y de esta saldremos, se los aseguro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s